El «poder» funda sus propios territorios, lugares donde él mismo ejerce su derecho de admisión

Proyecto Green Carpet

¿Por qué postulamos a la alfombra roja como la persistencia de un mito articulador de poder? Develar un mito es un acto político, puesto que desmistificar consiste en bucear en las formas más ingenuas de la cultura, en busca de alienación, de control y de ejercicios de poder que de otra forma pasarían inadvertidos. La «red carpet» es uno de ellos.

¿Por qué articular este proyecto en el contexto de Antropoceno urbano?

Porque no podemos desvincular la actual incidencia fundamental del accionar humano en su propio habitat, de la aceleración comunicacional. La«red carpet», instalada en la retina de millones de personas, desde Agamenón y su triste destino hasta nuestros días, encuentra una divulgación sin precedentes a partir del advenimiento del universo digital y la llamada quinta generación mediática, cultura de la generación continua o hiperconexión.

¿Por qué sustituir la «red carpet»?

Porque sentimos la necesidad de construir un dispositivo artístico-comunicacional con posibilidades de transitar transversalmente, y que se proponga deconstruir un accionar mitológico de alcance universal. La red carpet es una superficie reluciente donde nacen y mueren falsos ídolos, donde se consolidan liderazgos, y donde minorías auto-elegidas despliegan obscenamente la frustración de millones de personas que la consumen. Los poderes fundan sus propios «ahí», lugares donde ellos mismos, ejercen el derecho de admisión.

Dinámica del Proyecto Green Carpet

El proyecto se desarrolla a partir de dos estrategias:

1. Cambio de protocolo – Materialidad

Proyecto colectivo de reflexión, diseño, construcción e investigación de nuevas materialidades y soportes para la creación de la Green Carpet.

2. Transposición virtual

La red carpet, instalada en la retina de millones de personas desde Agamenón y su triste destino a nuestros días, encuentra una divulgación sin precedentes a partir del advenimiento del universo digital y la llamada quinta generación mediática o, cultura de la generación continua.

La cultura hiperconectada no solo permite la comunicación virtual, sino que aporta —a través de diversos dispositivos móviles— conexión ininterrumpida a esa virtualidad sin límite de espacio ni tiempo.

Es así como, a través de estos medios, millones de personas en todo el mundo, observan el desplazarse de personajes por estos rojos senderos legalizadores: arribos de aviones con mandatarios celosamente custodiados; autoridades religiosas, diplomáticas, artísticas; seudo celebrities del mundo del espectáculo, todas y cada una de ellas envestidas de una autoridad suprema, que en todo caso, si algo tienen en común, es el piso que las recibe, un impoluto camino rojo, signo universal de poder y prestigio.

El proyecto Green Carpet, propone la intervención digital de imágenes icónicas del uso de la red carpet alrededor del mundo, sustituyendo en cada una, solamente el clásico color rojo de la alfombra por el color verde compuesto por R: 32%, G: 206%, B: 54% (20ce36) Una vez intervenida, ambas imágenes (el antes y el después) debe ser enviada por mail al: proyecto@greencarpet.com.ar, para ser incorporada a la sección Transposición de la web htttp://www.greencarpet.com.ar